18 ene. 2012

cuerpo y danza

A menudo me pregunto que significa ser bailarín. Me resulta difícil afirmar que si una persona estudia danza y la practica, solo eso le convierta en bailarín o bailarina. Aún así, creo que es algo bueno hacerlo, o sea estudiar. También me pregunto: ¿es la danza una profesión? Si miramos atrás, historicamente, la danza se llego a considerar una forma de arte desde hace relativamente poco tiempo. En sus inicios, era algo así como un impulso, un acto instintivo, energía. La danza, tal y como la conocemos hoy día es otra cosa. Anteriormente, el impulso sería buscado por el bailarín haciendo crecer la intensidad interior. Como un shaman. Actualmente se supone que un bailarín expresa su interior, parte de algo interno como individuo. Pero esa fuente interior tiene un limite y se agota pronto. Es por eso que muchos recurren a novelas, textos, poemas e incluso lenguaje hablado para crear obras. Pero, si lo pensamos bien, la fuente original de la danza, es aquel impulso primitivo. Tenemos que buscar la fuente, aquello que es reciclable y así reponer constantemente nuestra energía interna.

¿que es lo que convierte la danza en danza?

¿es danza todo lo que se ve sobre un escenario?

Para mi, bailar no es solo moverse. Quizás hoy en día llamamos danza a algo que se nos presenta de una forma simplista, como un fenomeno visible. Pero la danza debería ser algo así como un aroma. Así, quedaría impregnado en el interior de los que nos ven con una fuerza poderosa. Como desprender un olor especial desde el cuerpo capaz de evocar recuerdos, imagenes, sueños y emociones.